La entidad constituyó una mesa de trabajo con las organizaciones de la sociedad civil para que se conviertan en una red colaborativa influyente en la región y se conecten vía desafío con los Centros de Estudios Superiores para solucionar distintas problemáticas sociales.

Por Jacqueline Otey A.

Fundación Acción Solidaria busca fortalecer a las agrupaciones que integran su red en la región de Arica y Parinacota. Y para eso les  propuso constituir una mesa de trabajo, para ayudarles a enfrentar sus debilidades, potenciar fortalezas y convertirse en una red colaborativa poderosa en el área social en la zona.

Mayerling Rojas, encargada de la fundación en Arica, explicó que realizaron esta actividad a fines de marzo, ya que es importante que las organizaciones sean capaces de atraer a empresarios y autoridades por sí mismas. “Deben contar con el discurso y las herramientas adecuadas para presentar a sus agrupaciones y generar contactos. La idea era que entre ellos puedan constituir una red colaborativa con las fortalezas que poseen”, explicó.

 

La responsable de la entidad indicó que en esta red hay 12 organizaciones, dentro de la cuales menciona a dispositivos de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), una escuela especial para niños con capacidades diferentes, instituciones que atienden a jóvenes en riesgo social y a niños con múltiples discapacidades. “Existe una variedad de situaciones que afectan a la comunidad y estas iniciativas han nacido para poder dar respuesta a sus necesidades”, dijo.

Fundación Acción Solidaria comenzó a trabajar en marzo de 2017 en Arica y los dos últimos años han sido de acompañamiento a estas agrupaciones, para potenciar la parte organizacional, técnica y la búsqueda de recursos. “El resultado ha sido potente porque comenzamos con cuatro y ahora tenemos doce y con la posibilidad de seguir incorporando a otras. También se están sumando aliados estratégicos como Techo, Fundación Impulso y actores del sector público”, explica con entusiasmo.

La idea es reunirse los últimos jueves de cada mes. “Este primer semestre vamos a preparar a las agrupaciones para que puedan tener una comunicación efectiva y hacer el planteamiento de sus necesidades en espacios que pueden ser formales e informales. El próximo semestre las agrupaciones deberán preparar una presentación para mostrarla en centros de educación superior para establecer sus necesidades y estas se puedan traducir en Desafíos CES”.

El Desafío CES involucra a los Centros de Educación Superior e implica que los alumnos logren desarrollar un producto durante todo el semestre con una evaluación final. Los dos últimos años han trabajado con la carrera de Trabajo Social de Inacap de Arica. “El producto CES es una herramienta que da respuesta a las necesidades de la agrupación para enfrentar de mejor manera las distintas problemáticas que enfrentan. Con el tiempo esto se ha convertido en una herramienta muy importante para que las agrupaciones puedan avanzar en su aporte a la comunidad”, explicó la encargada de la Fundación Acción Solidaria en Arica.

Si compartes la importancia de la inclusión de las personas con discapacidad mental. #Involúcrate. ¡Hazte socio!

Ir a la barra de herramientas